Granos húmedos ensilados




Ing. Agr. MIRIAM GALLARDO


El ensilaje de granos de maíz o sorgos son muy populares en Argentina, principalmente en los tambos. En todos los casos la humedad del grano al momento de la cosecha es el factor determinante de la calidad. Se sugiere que la misma se encuentre en un rango entre el 22 al 28%, ni más húmedo ni más seco ya que se pueden generar fermentaciones indeseables: butírica (muy húmedo) o alcohólica (muy seco).

En la conservación de granos húmedos la actividad de levaduras anaeróbicas como aeróbicas es indeseable. Bajo condiciones anaeróbicas las levaduras fermentan azúcares produciendo etanol y CO2. La producción de etanol disminuye el azúcar disponible para producir ácido láctico. Bajo condiciones aeróbicas, muchas especies de levaduras degradan el ácido láctico en CO2 y H2O. La degradación del ácido láctico eleva el valor del pH del ensilaje, lo cual a su vez permite el desarrollo de otros organismos indeseables.

Previo al embolsado los granos deberían quebrarse con un tamaño apropiado, en función de la humedad del material. Tabla 1

Como se aprecia, el partido fino siempre se recomienda ya que permite una muy buena compactación, sin ingreso de aire y por lo tanto una apropiada formación de ácido láctico. El grano húmedo que se ensila entero o partido muy grueso (en 4 a 6 trozos, > 5 mm) no se compacta bien y tiende a dejar bolsones de aire que luego favorecen la reacción de Maillard (ardido del grano), perdiendo significativamente valor nutritivo.

Desde el punto de vista nutricional los granos húmedos tienen una mayor fermentabilidad ruminal que los granos secos y por esta razón hay que tener precaución en los niveles de suministro, para evitar problemas de acidosis. En términos generales, en dietas que de por sí son húmedas y con escasa FDNef (base pasturas tiernas suplementadas con silajes) se recomienda no superar los 3 a 3.5 kg de MS/vaca/día y completar el resto, si fuera necesario, con grano seco y en lo posible aplastado, no molido.

En el caso de los sorgos, el proceso de ensilado mejora sustancialmente su calidad, aumentando notablemente la digestibilidad, pero siempre y cuando el material haya sido previamente molido (< 1.8 mm). Si quedan granos enteros éstos pasarán a las fecas. No obstante, las variedades con altos taninos (sorgos rojos, “antipájaros”) son de inferior calidad ya que los taninos limitan la digestión de las proteínas de la dieta.




Forratec ® | 2013 - www.forratec.com.ar | Todos los derechos reservados