Mitos y fracasos en la planificación, confección y utilización de las reservas forrajeras -7º parte-




Ing. Agr. PABLO A. CATTANI
Méd. Vet. HORACIO M. GENESIO


Cattani+Genesio
Ganadería Avanzada







HENIFICACIÓN


Utilización

Esto se hará de acuerdo al programa de alimentación que se esté llevando adelante. Dependerá del resultado u objetivo productivo que se quiera lograr, de la categoría de animales que se esté alimentando, edad, etapa fisiológica, etc. Desde el punto de vista de la reserva, el nivel de inclusión va a depender pura y exclusivamente de su calidad nutricional y aporte que permita cubrir los requerimientos y necesidades de cada categoría en cuestión de manera que se puedan lograr los objetivos productivos planteados. Mientras menor es la calidad nutricional lograda, menor será la oportunidad de participación en las dietas que ese ingrediente tendrá.


SILAJE

Objetivo
Cuando se trabaja en la confección de silaje y el objetivo es lograr una alta concentración energética aportada principalmente por lo granos, lo mejor es pensar en una “cosecha demorada” poniendo énfasis en el logro de granos que aporte digestibilidad a todo el volumen cosechado por unidad de superficie.

Momento de picado

Sabiendo que la pérdida de efluentes comienza a tomar importancia por debajo del 30% de materia seca, es fundamental trabajar siempre por encima de ese umbral a los fines de evitar la pérdida de nutrientes solubles, por habernos anticipado a la cosecha.

En ese punto del 30% de materia seca y hasta el 35%, dependiendo del año y las condiciones de picado, la utilización de procesador de granos puede ser negociada, pero cuando se quiere superar ese porcentaje de MS para cosechar mayor cantidad de grano y energía disponible a nivel ruminal, la utilización de los procesadores de grano es innegociable y necesaria para que los mismos tengan como principal sitio de degradación el rumen.