¿Cuándo es beneficioso fertilizar alfalfa con nitrógeno? ¡Casi nunca! -1º parte-



Rachel Freeman Long, Daniel H. Putnam

Agricultural and Natural Resources
University of California


Generalmente no se requiere fertilizar con nitrógeno (N) en alfalfa, ya que esta especie puede obtener su propio N de los nódulos fijadores de N (figura 1). El cultivo de alfalfa fija la mayoría (70-80%) de sus necesidades de N del aire a través de las bacterias del género Rhizobium residentes en los nódulos en sus raíces (figura 1). Debido a que el 78% de nuestro aire consiste en gas nitrógeno, esta fuente de “fertilizante gratis” es inextinguible. Un estudio de la UC Davis-CSU Fresno recientemente publicado mostró que el 90% del N en alfalfa fue originado en la atmósfera –pero este aporte es menor cuando los niveles de N en suelo son altos, como por ejemplo, en lotes con aplicación de efluentes.

A pesar de que se han reportado aumentos de rendimiento y calidad forrajera en alfalfa fertilizada con N, hay resultados mezclados. Esto es, algunas veces se observa una moderada respuesta en rendimiento al N, pero en la mayoría de las veces esta respuesta no se observa. Puede haber pequeños incrementos en el contenido de proteína bruta (PB) asociado al fertilizante nitrogenado, pero éstos son usualmente debidos a la presencia de N no proteico. El N no proteico en la planta es considerado detrimental por los nutricionistas, debido a que se requiere energía para metabolizar el exceso de N. Las malezas gramíneas son también un gran problema en lotes de alfalfa fertilizados con N.
Estas son las razones por las cuales las Universidades en Estados Unidos no recomiendan fertilizantes nitrogenados para alfalfa bajo la mayoría de las circunstancias. Sin embargo, hay ciertas situaciones en las que aplicaciones de N en alfalfa pueden ser beneficiosas. ¿Cuáles son éstas, y se justifica realmente en todas esas situaciones?

1. Plántulas de alfalfa
Aplicaciones de pequeñas cantidades de N con fósforo (P) como arrancador es una práctica común. Los nódulos fijadores de N pueden requerir un período de 2 a 4 semanas para desarrollarse y algunas veces hasta 3 cortes para ser efectivos. Durante la etapa de establecimiento, la planta depende del N del suelo y del fertilizante. Si el suelo contiene más de 15 ppm de N disponible al momento de la siembra, éste puede usualmente suplir las necesidades del cultivo antes que se establezca la nodulación; por lo tanto fertilizar con N no es requisito. Pero en situaciones de suelos con bajo N, una pequeña dosis de fertilizante nitrogenado a la siembra puede estimular la formulación de nódulos. ¡Pero no hay que excederse! Se ha reportado que dosis de fertilizantes nitrogenados de entre 20 y 70 kg/ha han inhibido la nodulación. Típicamente, las cantidades de N contenido en, por ejemplo, un fertilizante 11-52-0 (fosfato monoamónico) aplicado a la siembra son suficientes.

2. Suelos fríos
Respuestas a fertilizantes nitrogenados en suelos fríos han sido reportadas, particularmente en aquellos con bajo contenido de N. El rango de temperatura de suelo para la fijación de N va de 4,5°C a 29,5°C, con un rango óptimo de 20°C a 25,5°C. Algunas veces, cuando el suelo está muy frío, pequeñas cantidades de fertilizantes nitrogenados pueden estimular el crecimiento, permitiendo que la planta restablezca la nodulación y la normal fijación de N cuando las temperaturas suban.

3. Suelos calientes
El posible efecto negativo de las altas temperaturas sobre la fijación de N ha sido sugerida como una causa de la baja del rendimiento durante el verano. La temperatura de la superficie del suelo puede fácilmente exceder la temperatura del aire, y el suelo queda expuesto en alfalfa luego de cada corte. Sin embargo, la temperatura del suelo se modera significativamente de 5 a 10 cm por debajo de la superficie del suelo, y la mayoría de los nódulos se encuentran entre 7,6 y 30,5 cm por debajo de ésta. El calor puede tener un efecto negativo sobre el crecimiento de la planta en general, no necesariamente sobre la nodulación per se. Si el calor, suelos agrietados, y estrés han comprometido el crecimiento, los fertilizantes nitrogenados no son la solución.

4. Suelos encharcables o someros
El crecimiento radicular requiere aire para funcionar, y los suelos encharcables, especialmente cuando son someros, son detrimentales para la fijación de N como resultado de un pobre crecimiento radicular. Sin embargo, investigaciones en California documentaron que aplicaciones de N en suelos saturados no incrementaron los rendimientos en alfalfa ya que las plantas necesitaban aire para crecer, no N. Si se observa amarillamiento, similar a un déficit de N en plantas de alfalfa posterior a un período húmedo, hay que esperar por condiciones más secas y con mayor luz solar –los fertilizantes nitrogenados no van a ayudar.


5. Campos pobremente nodulados
Si se observa un amarillamiento generalizado del follaje en un lote que era normal, con alguna planta verde ocasional, hay que sacar plantas para comprobar si la nodulación es el problema. Los nódulos son pequeñas protuberancias en las raíces, que tienen un color rojizo en el centro cuando son abiertas. Si no se ven nódulos (ser cuidadosos porque se caen fácilmente de las raíces), o si los nódulos no son rojizos, ese es un signo de nodulación pobre. Esto se puede deber a la falta de un inoculante apropiado (específico de alfalfa: Rhizobium meliloti, disponible comercialmente), o a un pH bajo o a micronutrientes (por ejemplo, molibdeno), u otros factores. ¿Qué hacer? Alguna aplicación de fertilizante nitrogenado en el corto plazo puede ser beneficiosa, pero más importante es re-inocular el campo con aplicaciones de inóculo en el agua para restablecer los nódulos. En conjunción con lo anterior, hay que corregir factores de suelo, como el pH.



Figura 1. Bacterias del género Rhizobium que residen en los nódulos de la raíz de alfalfa que provee nitrógeno a toda la planta, y significa que los fertilizantes nitrogenados son raramente necesarios. Sin embargo, hay algunas raras circunstancias en las que el fertilizante nitrogenado puede “potenciar” el cultivo temporalmente.

[Continúa el sábado próximo]


Forratec ® | 2013 - www.forratec.com.ar | Todos los derechos reservados