Comenzar a armar el rompecabezas hacia la siembra de sorgos -3º parte-


Ing. Agr. Abel Mateo

Forratec Argentina S.A.


Cosecha

Entre los 25-30 días después de la floración, el grano de sorgo alcanza su madurez fisiológica y forma una capa negra (abscisión) que corta el movimiento de nutrientes y agua de la planta al grano. Durante este estado el grano de sorgo se encuentra entre un 30 y 35 % de humedad, luego durante los 25 a 30 días subsiguientes sigue bajando, hasta alcanzar una humedad del 20 al 23%, nivel que permite iniciar la cosecha, pero en donde se dificulta efectuar el almacenaje. En caso de optar por esta práctica se debería pensar en un secado artificial contemplando un costo extra. Si el año se presenta con buenas condiciones para cosecha, lo ideal sería mantener el cultivo en pie hasta llegar a una humedad próxima de 14%, que es la utilizada para su comercialización. A partir de este valor las pérdidas comienzan a aumentar.


Cuestiones prácticas a la hora de regular la cosechadora

Según algunas estimaciones realizadas se debe tomar un umbral de pérdida de 180 kg/ha. Para tomar determinaciones de causas y regulaciones posibles. Del 100 % de las pérdidas originadas generalmente el 52 % se producen a nivel de cabezal (43 % panojas enteras y 9 % entre trozos de panojas y granos sueltos) y el 48 % restante por cola (trilla, separación y limpieza).

El voleo de las panojas de sorgo fuera del molinete es muy común lo cual deberá tomarse la precaución de colocarse pantallas protectoras para que las mismas caigan dentro del cabezal. Y es por eso que a la hora de definir la velocidad de avance se tendrá que tener este punto muy claro.

La velocidad del molinete debe ser entre un 25 y un 35 % mayor que la velocidad de avance, en donde de esta manera permitirá capturar la mayor cantidad de panojas posible. Esto deberá regularse en función del estado de cultivo y el diseño de fábrica de la plataforma utilizada.

Con respecto a la posición del molinete siempre debe tenerse en cuenta que el molinete guíe a las panojas hacia el embocador de la cosechadora lo más eficientemente posible, siempre se recomienda que a medida que se avanza con la cosecha se debe ir corrigiendo hasta encontrar la posición adecuada.

Con respecto a la altura de corte, se deberá realizar lo más elevado posible, siempre y cuando no queden panojas sin cosechar, de tal forma de poder lograr una cosecha limpia y seca. El tallo de sorgo presenta un alto grado de humedad al momento de la cosecha y en consecuencia, del sistema de trilla, ésta se transfiere muy rápidamente a la masa de grano. Es por eso que mucha veces en las descargas se registran apariciones de focos de humedad por no darle una importancia relevante a la altura de corte al momento de la cosecha.


Conclusiones

El tener cultivos bien implantados, libres de plagas y bien nutridos nos permitirá alcanzar los rendimientos objetivos, de ahí en más se deberá trabajar con anticipación sobre la cosecha para poder reducir al máximo las pérdidas, dado que es un cultivo que sigue en crecimiento y en donde todavía no se ha alcanzado un alto nivel en desarrollo tecnológico.




Bibliografía consultada

INTA Precop. 2006. Eficiencia en la cosecha del cultivo de sorgo. Ediciones INTA. 11 pp.