Sorgos Graníferos
y Doble Propósito


Introducción

Por granífero se entiende un tipo de planta más bien de baja estatura, donde la proporción de grano, también conocido como Índice de Cosecha, sea superior al 50% de la materia seca total. En este caso, el rendimiento es aportado en su totalidad por el grano producido, mientras que el resto de la planta sólo sirve como sostén de la panoja hasta el momento que entre la cosechadora para trillar el lote. Si bien hoy se valora mucho la cantidad y calidad del rastrojo ya que puede servir como recurso forrajero puntual.

En cambio, un sorgo de tipo doble propósito es un material que se puede destinar a cosecha de grano o silaje de planta completa. Por lo tanto se busca que destine gran parte de sus asimilados a producir grano, pero importa el resto de la planta ya que debe servir para producir un silaje de alta calidad.

En ambos tipos de material, el tipo de panoja influye en la velocidad de secado del grano, siendo para tipos más compactos más lento y para tipos más laxos, más rápido.

Sorgos Graníferos

El rendimiento en grano es fuertemente dependiente de la densidad de plantas logradas a cosecha. Se estima que la densidad puede variar de 140.000 a 250.000 plantas por hectárea dependiendo de la potencialidad del ambiente en que se desarrolle el cultivo. Si el ambiente es restrictivo en lo que respecta a suelo, precipitaciones, es recomendable disminuir la densidad de siembra, ya que el rendimiento a alta densidad caerá. Cuando el cultivo se realiza en ambientes de alto potencial, es necesario aumentar la densidad para aprovechar los recursos ambientales y obtener el máximo rendimiento. En este punto, cada productor deberá ubicar su lote en función de rendimientos pasados, experiencias zonales e incluso ensayos realizados por semilleros, e instituciones públicas y privadas, y de esa forma decidir la densidad óptima.



Algo similar a lo anterior ocurre con el ciclo entre emergencia y panojamiento. En este caso la respuesta es de óptimo, donde cada zona, tiene un momento óptimo para ubicar el período crítico del cultivo. A medida que disminuye la latitud, deben elegirse híbridos de ciclos más largos.

Finalmente, y no menos importante, la cosecha. Actualmente las pérdidas de cosecha superan la tolerancia. Son igualmente importantes las pérdidas previas a la cosecha, por caída de granos maduros; como las producidas por la cosechadora. Para ésto es importante monitorear frecuentemente el cultivo para evitar la caída de granos, y regular la cosechadora para disminuir las pérdidas producidas por ésta.

Sorgos Doble Propósito

Siguen las generalidades expuestas para los sorgos graníferos, con la diferencia que el tipo de planta tiende a ser un poco más alta, buscando un mayor aporte de caña y hojas en el silaje de planta completa. El índice de cosecha buscado en este caso ronda el 40% y, por lo tanto, la calidad del componente fibroso cobra importancia.



En este caso, es posible aumentar la densidad de siembra mínimamente, sacrificando potencial de rendimiento en grano, con el afán de obtener mayor volumen de forraje por hectárea, y de mayor calidad.

Esteban Alessandri
Forratec Argentina S.A.
Investigación y desarrollo